"Sorpr?ndase, la energ?a propia de su juventud a?n sigue con Usted y puede despertar a una vida m?s plena porque la vitalidad es Su derecho"


Si bien no hay una edad especial para comenzar el tratamiento, hay un momento que es el ideal.

Este es cuando se presentan los primeros signos del desgaste f?sico y/o ps?quico, en el comienzo de enfermedades o ante los menores s?ntomas de disminuci?n en la vitalidad.

Existen personas sanas que realizan diariamente grandes esfuerzos f?sicos o que trabajan bajo una constante presi?n ps?quica, y es en estos casos que se debe considerar propicio el tratamiento.

Volviendo al desgaste org?nico, los s?ntomas que ?ste manifiesta son casi imperceptibles y de lenta progresi?n, como por ejemplo: la ca?da del cabello, el comienzo de las arrugas o las primeras sensaciones de debilitamiento general.
A este proceso inexorable que sufre nuestro organismo, debemos sumarle factores de la vida moderna.

Entre los factores presentes en la sociedad actual, se destacan los siguientes: el stress, la falta de esparcimiento y ejercicio, el cigarrillo, el alcohol, la poluci?n ambiental, una automedicaci?n descontrolada, etc., generando as? una importante amenaza contra la expectativa de vida y la calidad de la misma.

Como alternativa enfrentada a esta realidad y basada en nuestra experiencia, sabemos que nuestro organismo responde positivamente a la aplicaci?n de est?mulos revitalizadores como las EMBRIONINAS?.

Estas substancias hacen posible que el organismo vuelva a desarrollar plenamente las potencialidades f?sicas que se encuentran disminu?das.